Press "Enter" to skip to content

Declaraciones del Secretario de Salud y Servicios Humanos Xavier Becerra sobre la guía para la reducción de sodio de la FDA

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) publicó una nueva guía que tiene como objetivo reducir la cantidad de sodio en los alimentos en los Estados Unidos. Durante mucho tiempo el aumento en el consumo de sodio se ha relacionado con la presión arterial alta, lo cual es una de las principales causas de ataques cardíacos y derrames cerebrovasculares. Más de 4 de cada 10 adultos estadounidenses sufren de presión arterial alta, y estas cifras son aún peores entre las minorías. Aproximadamente 6 de cada 10 adultos afroamericanos – no latinos – tienen presión arterial alta. Los beneficios de reducir el sodio en nuestras dietas son muchos e incluyen mejorar nuestra salud, reducir los gastos médicos e incrementar nuestra longevidad. Los investigadores estiman que reducir el consumo de sodio en los Estados Unidos aproximadamente en un 40 por ciento durante una década podría salvar alrededor de 500,000 vidas y ahorrar $100 mil millones de dólares en costos de atención médica.

Declaración del Secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra:

“Necesitamos llegar a un punto como nación en el que no solamente reaccionemos ante los problemas de salud que enfrentamos continuamente, sino que trabajemos duro para prevenirlos. Para eso, debemos pensar en los alimentos que comemos – o, mejor dicho, en los alimentos que debemos de evitar. Con estas nuevas recomendaciones de la FDA, estamos a un paso más cerca de mejorar la salud del pueblo estadounidense.”

“Los costos humanos y económicos de las enfermedades relacionadas con nuestra alimentación son demasiado altos. Cientos de miles de personas en los Estados Unidos mueren cada año debido a enfermedades crónicas relacionadas con la mala nutrición y, se estima que los costos económicos están cerca de un billón de dólares cada año. La pandemia del COVID-19 ha resaltado la necesidad de garantizar que todas las personas tengan acceso a alimentos saludables y nutritivos. Mejorar la calidad de los alimentos y la nutrición no solo es importante para impulsar los resultados de nuestra salud, es un paso esencial para enfrentar la inequidad en nuestra salud pública”.

“Esta guía de la FDA representa una oportunidad generacional para cambiar el rumbo de nuestras enfermedades crónicas relacionadas con lo que comemos y trabajar para poner fin a la inequidad en la salud pública, particularmente en las comunidades de minorías raciales y étnicas”.

Go to Source
Author: HHS Press Office

%d bloggers like this: